Una al año, no hace daño
Una al mes, quita el estrés
Una a la semana, te da más ganas
Una al día da alegría
y una cada rato te jode el aparato.