Dos campesinos compran 50 cerdos y uno le dice al otro:
– ¿Dónde los metemos?
– En la casa.
– ¿Y el olor?
– Bueno, ellos ya se acostumbraran.