¿Tú sabes por qué los curas van tan contentos a su trabajo?

Porque tienen al jefe crucificado.