Dos chicas que no se ven hace mucho y se odian:
– Has cambiado mucho, Lucía-
– ¿A mejor o a peor?
– ¡Tú sólo podías cambiar a mejor!