Un señor llega a una bodega y dice:
– Déme ocho litros de vino. A lo que el camarero pregunta:
– ¿Y el envase? Está usted hablando con él.