-Padre me acuso que me he acostado con el cura de la parroquia de al lado.
-Hija no lo hagas más y de penitencia reza un rosario, dos avemarias y un padrenuestro… ¡ y la próxima vez acuerdate que tu parroquia es ésta!