Va una cigüeña extremeña volando por el cielo con el clásico pañuelo colgado del pico, sólo que en vez de un bebé lleva un anciano de 80 años.
Grita el anciano:
– ¡¡¡Reconoce de una vez que te has perdido!!