En los tiempos antiguos un caballero se va a las cruzadas, y se
despide de sus familiares, amigos, etc… diciendoles:
– Como vuesas mercedes saben, me voy a luchar a la Tierra Santa, para mayor gloria de la cristiandad, y es muy posible que no vuelva. Esta es la llave del cinturon de castidad de mi esposa; si pasaren 10 años sin que supiereis nada de mi, tened la merced de darsela.
Y apenas ha cruzado la puerta del castillo, un paje sale corriendo
y le grita:
– Don Alvaro, noble señor, gracias a Dios que le he alcanzado,
nos ha dado la llave equivocada!!

En los tiempos antiguos un caballero se va a las cruzadas, y se
despide de sus familiares, amigos, etc… diciendoles:
– Como vuesas mercedes saben, me voy a luchar a la Tierra Santa, para mayor gloria de la cristiandad, y es muy posible que no vuelva. Esta es la llave del cinturon de castidad de mi esposa; si pasaren 10 años sin que supiereis nada de mi, tened la merced de darsela.
Y apenas ha cruzado la puerta del castillo, un paje sale corriendo
y le grita:
– Don Alvaro, noble señor, gracias a Dios que le he alcanzado,
nos ha dado la llave equivocada!!