Una pareja de novios:
– Cariño, eres como el mar.
– ¡Qué bonito!, ¿tanto te impresiono?
– No, no, me mareas

Una pareja de novios:
– Cariño, eres como el mar.
– ¡Qué bonito!, ¿tanto te impresiono?
– No, no, me mareas