Entre dos amigos:
– Pepe, tu mujer te engaña con otro.
– Sí, ya lo sé. El otro día encontré cabellos rubios en su ropa.
– ¡Anda!, entonces nos está engañando a los dos.