Estaba un cura en una Iglesia dando el tipico sermon y cuando llego el momento algido, el cura miro al cielo y gritando dijo:

– Y Jesus dijo:Lazaro, levantate y anda!

Y continuo diciendo:

– Y Lazaro, despues de aquellas palabras milagrosas, se levanto y ando!

Y una voz de entre la muchedumbre se levanto y le dijo al cura:

– Anduvo, gilipollas!

A lo que el cura respondio:

– Bueno, vale, anduvo gilipollas un rato porque habia estao muerto pero despues ando bien.