Un niño pregunta al novio de su hermana:
– ¿Tú eres un pez?
– No, ¿por qué?
– Porque mi madre siempre le dice a mi hermana: “Venga, hija, que ya lo tienes en el anzuelo”

Un hijo le dice a su padre:

-¡Papá, papá!… cuando crezca quiero ser como tú.

El padre todo orgulloso le contesta:

-Vaya, no me sorprende… pero ¿por qué exactamente?

-¡Para tener un hijo como yo!