Le dice la dueña de la casa a su criada:
“Mirá, te me vas porque ya no tengo dinero con que pagarte”.
A lo que la criada le contesta:
-”Me echa porque yo beso mejor que usted”.
-”¿Y quién te dijo eso?”, pregunta acalorada la dueña de la casa.
-”Me lo dijo su marido “, responde la criada.
-”Pues te me vas, con mucha mayor razón”, increpa la dueña.
-”Me echa, porque yo tengo mejores piernas que usted”.
-”¿Y eso quién te lo dijo”, vuelve a preguntar la señora.
-”Me lo dijo su marido “.
-”Pues mira, ya me cansé de babosadas. Agarra tus cosas y te me vas ya”.
-”Usted me echa porque yo hago el amor mejor que usted”, vuelve a la carga la criada.
-”¿Y eso también te lo dijo mi marido?”,
-”No, eso me lo dijo tu chófer”.

Le dice la dueña de la casa a su criada:
“Mirá, te me vas porque ya no tengo dinero con que pagarte”.
A lo que la criada le contesta:
-”Me echa porque yo beso mejor que usted”.
-”¿Y quién te dijo eso?”, pregunta acalorada la dueña de la casa.
-”Me lo dijo su marido “, responde la criada.
-”Pues te me vas, con mucha mayor razón”, increpa la dueña.
-”Me echa, porque yo tengo mejores piernas que usted”.
-”¿Y eso quién te lo dijo”, vuelve a preguntar la señora.
-”Me lo dijo su marido “.
-”Pues mira, ya me cansé de babosadas. Agarra tus cosas y te me vas ya”.
-”Usted me echa porque yo hago el amor mejor que usted”, vuelve a la carga la criada.
-”¿Y eso también te lo dijo mi marido?”,
-”No, eso me lo dijo tu chófer”.