Llega el marido a las 3 de la mañana a su casa, con aliento a alcohol y hablando con el tonito tipico de los que se la pasaron bien en una fiesta:
– Vieja! Ya llegue…!
– Desvergonzado! Irresponsable! Que hora es esta de llegar!?
– No es mi culpa…hic!…es que me robaron…hic!…
– Como que te robaron? Ahora hasta mentiroso!
– No, es en serio viejita chula…hic!…fijate..unas tetitas asi de chiquitas no valen 90 euros.

Llega el marido a las 3 de la mañana a su casa, con aliento a alcohol y hablando con el tonito tipico de los que se la pasaron bien en una fiesta:
– Vieja! Ya llegue…!
– Desvergonzado! Irresponsable! Que hora es esta de llegar!?
– No es mi culpa…hic!…es que me robaron…hic!…
– Como que te robaron? Ahora hasta mentiroso!
– No, es en serio viejita chula…hic!…fijate..unas tetitas asi de chiquitas no valen 90 euros.