– Después de una pelea, el marido dice:
– ¿Sabes?, fui un estúpido cuando me casé.
– Si querido, pero yo estaba enamorada y no lo noté.

– Después de una pelea, el marido dice:
– ¿Sabes?, fui un estúpido cuando me casé.
– Si querido, pero yo estaba enamorada y no lo noté.