Se está jugando una partida de cartas en el Casino cuando un hombre entra corriendo y le grita a uno de los jugadores:

– ¡Juan, corre, que tu mujer se está acostando con otro! Juan se levanta corriendo y a los diez minutos vuelve y dice:

– ¡Jo!, me habías asustado, es el mismo de siempre.

Se está jugando una partida de cartas en el Casino cuando un hombre entra corriendo y le grita a uno de los jugadores:

– ¡Juan, corre, que tu mujer se está acostando con otro! Juan se levanta corriendo y a los diez minutos vuelve y dice:

– ¡Jo!, me habías asustado, es el mismo de siempre.