Esto era un hombre que estaba hablando con un amigo y sale el tema de los animales:
– Pues yo tengo un cocodrilo que me chupa la polla.
– No puede ser, es broma.
– Que no, si quieres ven a mi casa y te lo enseño.

Y van los dos a su casa.

El cocodrilo estaba en una jaula y va el propietario del cocodrilo y deja salir al cocodrilo de su jaula y coge el latigo. Entonces le da con el latigo y le dice:
– Chupa!!! Chupa!!!

Y el cocodrilo chupaba cada vez que le daba con el latigo y le decia chupa.

Entoces va el propietario al que le estaba chupando la polla el cocodrilo y le dice a su amigo:

– Quieres probarlo?

Y responde su amigo:

– Vale pero a mi no me pegues tan fuerte.