Va una ninfómana que esta caliente y con ganas de follar.
Entra por la primera puerta que ve y va a parar a la iglesia.
Al entrar le dice al cura:

-Fóllame.
-Pero yo no puedo soy cura.

La ninfómana se tira y se desnuda en medio del altar.

El cura mira a la cruz y dice:

-¿que hago?
Y eso a lo que responde Jesús.

-¡Bájame de aquí! ¡Rápido!