Un enano muy enano entra en un bar de enanos y le dice al camarero,(que también era enano) saltando:
-¡Una fanta!,¡una fanta!
Y le dice el camarero saltando:
-¡¿Naranja o limón?! ¡¿Naranja o limón?!