Un hombre mayor va con su Ferrari al lado de una joven mujer, bastante hermosa. Al cabo de un rato el hombre se dirige a ella y le dice:

– Tengo que contarte algo.

A lo que la mujer algo asustada le pregunta el qué.

– No te he contado que estoy casado y tengo 4 hijos.

A lo que la bella mujer le responde:

– ¡Ah, vale! Pensaba que me ibas a decir que no era tuyo el Ferrari.

Un hombre mayor va con su Ferrari al lado de una joven mujer, bastante hermosa. Al cabo de un rato el hombre se dirige a ella y le dice:

– Tengo que contarte algo.

A lo que la mujer algo asustada le pregunta el qué.

– No te he contado que estoy casado y tengo 4 hijos.

A lo que la bella mujer le responde:

– ¡Ah, vale! Pensaba que me ibas a decir que no era tuyo el Ferrari.