Esto es un matrimonio, que hace tiempo quieren tener un hijo, y después de los años, lo tienen. Pasan un año, dos, tres, y el niño no habla, a los cinco años, el niño dice, “Abuelito”, y después de dos días el abuelo se muere.El padre, piensa:

– No puede ser que este niño sea gafe. Ha sido una casualidad.

Pasa un año más, dos, tres, cuatro y a los cinco años, el niño dice, “Abuelita”, y a los dos días se muere la abuela.El padre diciendo:

– Este niño definitivamente, es gafe. Cualquier día dirá Papá y me tocara a mi, ya verás.Pasa un año, dos, tres, cuatro, cinco, y el niño dice, “Papá”. Y el padre piensa:

– Ya me ha tocado a mí. El padre, deja todo preparado y a los dos días se muere el vecino de enfrente.

Esto es un matrimonio, que hace tiempo quieren tener un hijo, y después de los años, lo tienen. Pasan un año, dos, tres, y el niño no habla, a los cinco años, el niño dice, “Abuelito”, y después de dos días el abuelo se muere.El padre, piensa:

– No puede ser que este niño sea gafe. Ha sido una casualidad.

Pasa un año más, dos, tres, cuatro y a los cinco años, el niño dice, “Abuelita”, y a los dos días se muere la abuela.El padre diciendo:

– Este niño definitivamente, es gafe. Cualquier día dirá Papá y me tocara a mi, ya verás.Pasa un año, dos, tres, cuatro, cinco, y el niño dice, “Papá”. Y el padre piensa:

– Ya me ha tocado a mí. El padre, deja todo preparado y a los dos días se muere el vecino de enfrente.