Los diablos suben al cielo a retar a los Ángeles a un partido de fútbol. Entonces los Ángeles dicen:
– Pero si nosotros tenemos los mejores jugadores.

Y los diablos responden:
– Si pero nosotros tenemos los árbitros.