¿Por qué las gallinas quieren tanto a sus pollitos?
Porque les costó un huevo tenerlos.