El marido cornudo entra en casa, mira a la mujer, se aproxima al armario, lo abre y lo encuentra vacio.
Preocupado se dirige a su mujer:
– ¿Qué te pasa cariño?, ¿no te encuentras

El marido cornudo entra en casa, mira a la mujer, se aproxima al armario, lo abre y lo encuentra vacio.
Preocupado se dirige a su mujer:
– ¿Qué te pasa cariño?, ¿no te encuentras