Un niño va a casa de su amigo. Le abre la puerta la madre:

– Buenas tardes, niño.-le saluda la madre.

– Señora, yo me vení pa ca pa la casa a ver si está Pepito.

– Pepito no va a salir a jugar pues está castigado.

– ¿Será que su bicicleta también está castigada?