Estos son dos niños que entran en clase tarde, y le pregunta la señorita a uno de ellos:

– Pepito…, ¿por qué has llegado tarde?

– Señorita…, es que estaba soñando que viajaba por el mundo visitando muchos países, conociendo a nuevos amigos y me desperté un poco tarde.

Entonces la señorita pregunta al otro alumno:

– ¿Y a ti Juanito que te pasó?

– Señorita…, ¡Yo es que…, fui al aeropuerto a recogerlo!