Una chica comenta con una de sus mejores amigas:
– Hoy me he enamorado de un profesor de esgrima y de un albañil… ¿qué hago?, ¡estoy entre la espada y la pared!

Una chica comenta con una de sus mejores amigas:
– Hoy me he enamorado de un profesor de esgrima y de un albañil… ¿qué hago?, ¡estoy entre la espada y la pared!