Puede que sea cierto que la mitad de los matrimonios acaben en
divorcio, pero eso no es tan malo si uno piensa que la otra mitad de los matrimonios acaban con la muerte de uno de los conyuges…

Puede que sea cierto que la mitad de los matrimonios acaben en
divorcio, pero eso no es tan malo si uno piensa que la otra mitad de los matrimonios acaban con la muerte de uno de los conyuges…