Durante un partido, un futbolista sufre un fuerte golpe y se le sale la clavícula. Se va inmediatamente al médico.
Vamos a ver, ¿qué le ocurre?
Mire doctor, tengo un hueso fuera.
Hombre, pues hágale pasar.