El hombre en el hospital esperando a que la mujer de a luz, sale el medico y dice:
– Han sido quintillizos.
– Es que tengo un cañón! – dice el hombre orgulloso!
– A ver si lo limpia entonces, porque le salieron todos negritos.