En la conserjeria del hotel:
-Ring, ring.
-Diga?
-Tengo un problema. Estamos en el piso 39 y mi mujer se quiere suicidar tirandose por la ventana.
-No se preocupe, señor, los cristales de las ventanas no se pueden abrir.
-Ese es el problema.

En la conserjeria del hotel:
-Ring, ring.
-Diga?
-Tengo un problema. Estamos en el piso 39 y mi mujer se quiere suicidar tirandose por la ventana.
-No se preocupe, señor, los cristales de las ventanas no se pueden abrir.
-Ese es el problema.