Va una tía a un bar y le dice al camarero:

«Póngame una cerveza.»

Responde el camarero: «¿Heineken o Mahou?»

«Heineken»

Se toma una, dos, tres… y ya con un pedal de la ostia se desmaya.

Va un camarero y la lleva a una sala apartada y le dice al jefe: «¿oye, llamo a una ambulancia?»

Dice el jefe: «Pero antes nos la tiramos que mira qué buena está.»

Se la tiran y llaman a los de la ambulancia, la meten a la ambulancia y salta el enfermero: «oye ¿y si nos la tiramos antes de llevarla al hospital?»

Se la tiran y la llevan hospital, la meten a ver al doctor y piensa el doctor: «Joer, ¿y si me la tiro antes de reanimarla?»

Y se la tira, luego ya la reanima.

A la semana vuelve al bar y le dice al camarero: «Póngame una cerveza.»

«¿Mahou o heinekel?»

Y dice la chica:

«¡Mahou que la heinekel da un dolor de coño…!»