– Papá, ¿qué se siente tener un hijo tan guapo?.
– No sé hijo, pregúntale a tu abuelo…