Esta Jesús predicando en lo alto de una montaña:
– J: Debeis amaos unos a otros…
Cuando de repente pasa un mercader:
– M: ­­¡¡HUEVOS DE JERICOOO!!
– J: Como estaba diciendo, debeis…
– M: ­­¡¡HUEVOS DE JERICOOO!!, ­­ ¡¡VENDO HUEVOS DE JERICOOO!!
– J: Pues iba a decir que…
– M: ­­VENDO HUEVOS DE JERICOOOOO, ¡¡HUEVOS DE JERICOOOO!!
– J: A ver Pedro, tráeme a ese de los huevos
– M: ­¡AHI!, ­¡AHI!, ­­ ¡¡AHIIIIIIIIIIIII!!