El cura en misa:

-Y dijo Jesús: ¡Lázaro, levántate y anda!

Y Lázaro se levantó y andó.

Una voz entre los fieles:

-¡Anduvo, atontao, anduvo…!

A lo que el cura replicó:

-Bueno, anduvo atontao un tiempo, pero andar, andó.