Esto es un niño que está juntando y separando todo el rato los dedos índice y pulgar. Otro niño le ve y le pregunta asombrado:
– ¿Por qué haces eso?
– Porque me gusta. Mola un montón. Pruébalo y verás como tengo razon.

Así que el otro niño empieza a hacer lo mismo y le dice:
– Pues no lo intiendo.Yo no veo que pase nada.
– Hombre, es que te falta lo mejor: el moco