Eso son un par de amigos que se encuentran en una calle muy estrecha y uno le dice al otro:
-Oye Paco donde esta tu mujer.
-Esta en el hoyo.
-Lo siento
-Porqué
-¿Porque está muerta no?
-¡Qué va ! ¡Está jugando a golf!

Están tres hombres pensando en que pueden jugar. Uno de ellos dice:

-Juguemos al golf. Sólo se necesita un palo, dos pelotas y un agujero.

Uno dice: “Yo pongo el palo.”

Otro contesta: “Yo las pelotas.”

Y el otro: “Yo mejor no juego.”

Un buen día están jugando al golf Moisés, Jesucristo y un hombre mayor. A esto que coge Moisés se prepara y paff, la bola directa al agua. Toda la gente oooh! y dice Moisés:
– No pasa nada. Coge el palo, lo hinca en el suelo y se separan las aguas le pega de nuevo a la bola y directa al hoyo…la gente se volvió loca.
A esto que llega Jesucristo se prepara y paff, la bola otra vez al agua, pero esta vez queda flotando coge Jesucristo empieza a andar por el agua le pega a la bola y al hoyo.
Ahora le toca al anciano, le pega y la bola directa al agua, pero justo antes de llegar sale un pez, se come la bola y antes de que caiga el pez al agua aparece una gaviota que se come al pez. A la gaviota le cae un rayo, se cae al suelo abre el pico sale la bola y se cuela en el hoyo…a esto que dice Jesucristo:
– Mira papá si empiezas con chulerías yo no juego