Un niño pregunta a otro al entrar a una heladería:
– Oye pepe, ¿horchata se escribe con hache?
– ¡Pues claro!, si no sería orcata.