Dos hombres, de charla:
– ¿Tú que prefieres? ¿Follar o masturbarte?
– Pues… follar.
– ¿Por qué?
– No sé, conoces gente…