En la habitación de matrimonio, la sensual y cariñosa esposa recibe al marido a las 3 de la mañana diciéndole:

-Desabrocha mi blusa y déjala sobre la cama

-Sí mi amor – le responde sumiso el marido.

-Ahora el sujetador, y ponlo en la silla.

-Claro mi vida…

-Deja mi falda en el ropero.

-Bueno cariño…

-Ahora mis panties en el cesto.

-Ya está corazón…

-¡¡¡ Y QUE SEA LA ÁšLTIMA VEZ QUE TE PONES MI ROPA, MARICÓN DE MIERDA!!!

En la habitación de matrimonio, la sensual y cariñosa esposa recibe al marido a las 3 de la mañana diciéndole:

-Desabrocha mi blusa y déjala sobre la cama

-Sí mi amor – le responde sumiso el marido.

-Ahora el sujetador, y ponlo en la silla.

-Claro mi vida…

-Deja mi falda en el ropero.

-Bueno cariño…

-Ahora mis panties en el cesto.

-Ya está corazón…

-¡¡¡ Y QUE SEA LA ÁšLTIMA VEZ QUE TE PONES MI ROPA, MARICÓN DE MIERDA!!!