Un hombre entra en una armería y le dice al de la tienda:

-Vengo a devolverles este revólver que compró ayer mi señora.

-¿Qué le pasa?¿No funciona bien?

– Si hombre, sí que funciona. Pero por el momento ya nos hemos reconciliado.

Un hombre entra en una armería y le dice al de la tienda:

-Vengo a devolverles este revólver que compró ayer mi señora.

-¿Qué le pasa?¿No funciona bien?

– Si hombre, sí que funciona. Pero por el momento ya nos hemos reconciliado.