Rosi visita a su abuelita, que está un poco sorda:
– Abuelita, ¿por qué no me haces una toquilla?
– ¿De patata o a la francesa?