Dos amigos:
– Si no fuera por el bigote, serias igualito a mi suegra.
– Pero, si yo no llevo bigote…
– Pero ella sí.