Un día unos niños estaban jugando en la tierra, al poco rato llegó la mamá y le dijo:
¡Niños no juegen en la tierra!
Y se fueron a jugar a la luna.