Estaba un americano un japones y un mexicano que naufragaron y llegaron a una isla, y no tenian nada que comer, entonces el americano dijo: “para desayunar yo me corto un brazo” se lo corto y todos desayunaron, para la comida dijo el japones: “yo me corto una pierna” y eso fue lo que hizo, para la cena dijo el americano: “no pues, ahora le toca al mexicano” entonces el mexicano se desabrocho el pantalon, y dice el americano: “┬┐vamos a comer chorizo?
y dice el mexicano: “nada su lechita y a dormir”.