Un esposo enamorado se dirige a su mujer y le dice:

– Cariño a partir de hoy te llamaré Eva.

– ¿Por qué?- pregunta la mujer sorprendida.

– Pues porque eres mi primera mujer.

– Pues yo a tí te llamaré peugeot- le responde ella.

– ¿Y eso?- dice él

– Pues porque eres el 406.