Un caníbal va en un avión y, a la hora de comer, pasa una azafata y le pregunta:
– ¿quiere el menú?
– no, prefiero la lista de pasajeros, por favor.