¡Rrrring!
– Hola, hip, señora, ¿ está su marido ?
– No
– Pues baje haber si soy yo