Dos viejecitos de 80 años van a hacer el amor y le dice el viejecito a la viejecita:

– Dolores, ¿dónde quieres qué lo hagamos hoy?

– En el suelo.

– ¿En el suelo? ¿Por qué?

– Para sentir algo duro.