Un hombre le pone los cuernos a su mujer y todas las noches se lo quiere decir y no puede, así que una noche están chingando y ella esta abajo y le dice el:
– Maria tengo otra.
– Pues métemela por el culo.